Adultos cumplen el sueño de terminar la escuela en el Centro Vecinal Capitán Giachino

Ser un ejemplo para sus hijos, ayudarlos con las tareas de la escuela, cumplir con una asignatura pendiente y sentirse superados, son algunos de los anhelos de los 45 alumnos de la modalidad de Educación para Adultos que comenzarán mañana las clases en el Centro Vecinal Capitán Giachino, con el objetivo de terminar sus estudios secundarios.

 

El sueño de cerrar un capítulo en la formación escolar se hizo posible por un trabajo conjunto entre el Ministerio de Educación de la Provincia –que abrió el centro de formación como anexo de la escuela nocturna Alejandro Heredia–, los vecinos de la zona y el Ente de Infraestructura Comunitaria.

Mucha gente viene aquí a renovar la esperanza y la mirada hacia el futuro, gente adulta que por determinadas circunstancias no pudo terminar la escuela secundaria”, explicó el gobernador, Juan Manzur, luego de recorrer las aulas del centro vecinal y conversar con los flamantes alumnos sobre sus expectativas respecto a retomar los cuadernos.

En Tucumán son 36.000 los adultos que se encuentran completando sus trayectorias educativas, sostuvo el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer. “Terminar la escuela no solo es aprender, sino que en el caso de los adultos también es enseñar, porque ellos se convierten en ejemplo para miles de chicos e incluso para sus propias familias”, afirmó.

El proyecto, enmarcado dentro del plan FinEs, surgió como una forma de generar oportunidades para los adultos del barrio que no habían podido terminar la escuela, algunos con discapacidad lo que les dificultaba trasladarse a otros establecimientos para estudiar. “Hoy conseguir trabajo sin el secundario completo es una tarea muy difícil, por eso se abre una oportunidad para los vecinos”, dijo el secretario General de la Gobernación, Pablo Yedlin.

Ejemplos de superación

“Quiero ser un ejemplo para la sociedad y mis hijos, para decirles que tienen que pelearla para ser ‘alguien’. Con educación uno puede ser lo que desee y nunca es tarde para cumplir un sueño, como el mío de terminar la secundaria”, anheló una de las alumnas, Carolina Valdez (40).

Juan León (48) padece una discapacidad motriz que le impedía asistir a la escuela. “Tenía dificultad en los accesos entonces siempre me ‘quedé en la puerta’. Hoy tengo esta oportunidad de terminar mis estudios; prácticamente me trajeron la escuela a mi casa, porque vivo a dos cuadras”.

Graciela Carrizo tiene 58 años y cuatro hijos. La cercanía del centro vecinal a su hogar la motivó a concluir sus estudios. “Es algo muy lindo y emotivo, estoy muy feliz porque queda cerca de mi casa, por lo que es una oportunidad linda para empezar la secundaria de nuevo”.

Un trabajo de varios años

El centro vecinal comenzó a funcionar en 2013, luego de que los vecinos se contactaran con el concejal Juan Luis Pérez y el Administrador del Ente de Infraestructura, Jorge Alurralde. “Esta es una sede donde nosotros venimos haciendo una serie de actividades culturales, deportivas, apoyo escolar y gimnasia”, subrayó el concejal.

Requisitos para asistir a la escuela

La modalidad de cursada para ciclo básico y orientado será presencial, con tres clases por semana de 19 a 22. Los interesados (solo mayores de 18 años) en inscribirse deberán presentarse en el centro vecinal (avenida Eudoro Aráoz y Chacabuco) con fotocopia de DNI, foto carnet y acta de nacimiento.

Fuente: Secretaria de Estado de Comunicación Pública